“Una onza de acción vale una tonelada de teoría”

PostwitterJeffersontoro1560.png

“Una onza de acción vale una tonelada de teoría” – Ralph Waldo Emerson

Es importante instruirse antes de realizar cualquier acción,  pero si esa acción no se ejecuta es desperdiciar ese esfuerzo; ese esfuerzo de dedicación, de amor por cumplir con un objetivo. Solo en la practica aprenderemos la esencia de esa nutritiva teoría.

Anuncios

El realismo es para pesimista. Un optimista crea su propia realidad

postwitterjeffersontoro1558

El realismo es para pesimista. Un optimista crea su propia realidad – David Harley

¿No caminar por miedo a caer? Ni los bebés lo hacen

    Cada día es un nuevo reto, y sentir temor de caer  es algo más común de lo que parece, muchos de los grandes emprendedores tuvieron miedo de caer. Pero eso no los detuvieron, ellos los convirtieron en su ancla para luchar por sus sueños.

    Tu-bebe-aprende-a-sentarse_referenceQuién dijo que la vida es fácil,  crecemos, estudiamos, trabajamos, y llegamos a un momento que sentimos que la vida por sí sola van andando, que ya no somos los protagonistas de nuestras vidas, sino simplemente un espectador quien no tiene el protagonismo ni la dirección; ya que cuando nos sentamos a pensar si realmente hemos llevado la vida que deseamos, o logrado los sueños que anhelamos cuando niños; ¡no es así!, y podemos pensar que solamente soy la consecuencia de nuestra sociedad, de nuestra economía, y de aquellos factores que rigen al mundo.  

    ¿Pero cómo lograr un cambio? Cómo levantarse un día y decir basta, esta es mi vida y la voy a vivir como yo quiera. Sin temor a fracasar, Sin temor a terminar en bancarrota, sin temor a ser expuesto nuestros miedos, sin temor al qué dirán.

    Si nos ponemos a analizar el proceso de nuestras vidas, vemos que unos de los procesos más natural es caer, o quien a escuchado que un bebé nació caminando, o nació hablando. Nacemos de la unión de dos células, luego estamos en el vientre de nuestra madre durante 9 meses para poder desarrollar nuestro cuerpo: comienza las células a trabajar, a reproducirse, creando cada órgano (Corazón, pulmones, hueso etc.). Pero no todos somos iguales, algunos tardan más, otros necesitan ayuda de algún medicamentos o tratamiento.

    Los Mágico y Motivador de este proceso es que nuestro cuerpo no se detiene a preguntar si tiene miedo, o si va a fracasar en el proceso de creación, nuestras células continúan; y así es la mente de un bebé, siempre decimos que la inocencia de un niño es mágica, es linda, pero debemos ver qué esa inocencia también nos enseña a no rendirnos, nos invita a intentar una y otra vez, la primera vez que intentamos hablar no logramos ni pronunciar una sola palabra, pero seguimos intentándolo poco a poco hasta conseguirlo, intentamos levantarnos pero nos caímos, intentamos caminar y nos caímos, tentamos correr y nos caímos, aún así no nos detuvimos a pensar ¿será que esto no es lo mío? ¿será que caminar y hablar  no está hecho para mí?.  

     La necesidad o la aspiración nos lleva a sobreponernos sobre cualquier reto, aun con temor a caer, o ha fracasar, porque sabemos que estamos automatizado al éxito, cuando una persona lucha, establece disciplina, establece objetivos claros en su vida y trabaja por ello tarde o temprano el Universo, Dios, o el Cosmo va a trabajar a su favor.

     Porque si nuestro destino fuese fracasar, ningún niño caminará, ningún niño hablara si ese fuera tu destino no estaría sentado en este momento frente a tu computador leyendo esta nota que estoy redactando. Porque nuestro destino es el éxito, podemos tener miedo, sí, pero recuerda que los días sigue, la vida no se va  ha detener, porque la vida ha puesta por ti, porque tu eres un ganador.

    Así qué importa que tan grande sean tus metas, tus sueños o los objetivo que tengas; recuerda que cuando niño inconscientemente tu objetivo era caminar, era hablar y lo alcanzaste, ahora que tenemos una capacidad mayor de raciocinio no nos dejemos inundar por el miedo, no dejaremos que el miedo gobierne nuestras vidas porque realmente nacimos para hacer exitosos.